Cuatro razones para no comprar una corbata

list En: Categoría 1 Fecha:

¿Cómo es posible que en un blog vinculado a una web para comprar corbatas y otros complementos aparezca un artículo para adelantarnos cuatro razones o motivos para no comprar esta prenda del buen vestir? Muy fácil. Atentos porque empezamos.

Razón número 1 para no comprar una corbata: En tu línea

Si eres una persona que pasa de casi todo, que considera que la corbata es una atadura, una imposición de la sociedad capitalista, si eres de los que viven en cierta medida al margen de los formalismos y “dictaduras” que ha traído el modo de vivir contemporáneo (la corbata ya era una prenda bastante normalizada a partir de 1800, sobre todo en la Europa dominada por Francia, Inglaterra y Alemania), sigue así. Es decir, no te apuntes a estas alturas a algo que no va contigo, que atenta contra tu filosofía de vida. Sé fiel a ti mismo y confía en ti. Si la corbata no es lo tuyo, no pasa absolutamente nada. Pero ojo, por probar algo nuevo no pasa nada, como ya sabes a estas alturas de la vida. En el peor de los casos siempre puedes “castigarla” en el fondo de armario.

Corbata Rosetones

Razón número 2: Ahorra energía

¿Cómo? Pues sí, no llevar corbata en el trabajo ahorra energía a las empresas. En Japón, por ejemplo, ya lo saben desde hace tres lustros. Cuando llega el verano, y allí pega tan fuerte como en España, el Gobierno central y las más poderosas empresas llegaron a coincidir en que si los empleados fueran sin corbata, no haría falta poner a prueba el aire acondicionado y llevarlo al límite, tensando a la plantilla entre los frioleros y los calurosos. En solo cuatro años se convirtió en toda una tradición consolidada. Así que ya sabes, en verano, si puedes, si podemos entre todos, no llevemos corbata y así el planeta lo agradecerá con menores emisiones a la atmósfera.

Razón número 3: ¿A cuántas bodas vas?

Plantéatelo. ¿Cuánto hace que no vas a una boda? ¿Las has tenido casi todas seguidas? Si hay un momento imprescindible para ponerse esa corbata que te niegas a llevar por motivos de trabajo es en una boda. Depende del tipo de boda que sea, pero en la gran mayoría se sigue conservando la tradición de acudir con este complemento perfecto. Pero si ya has ido a todas las bodas que te tocaban por tu edad ¿para qué comprarte una nueva? Otra cosa es que tengas un compromiso muy importante y que precises o bien pasar inadvertido con una corbata clásica, o bien destacar con una corbata innovadora o divertida. Tú mismo.

Corbatas Cachemir

  

Razón número 4: En plena pandemia por el Covid, ya lo que me faltaba

Vivimos pegados a una mascarilla. Así que casi tenemos la excusa perfecta para no sobrecargar más nuestro atuendo. Por eso, en estos tiempos tan extraños, casi todo vale en la indumentaria. Bueno, en determinados eventos destacados y en sociedad, puede ser que siga estando mal visto no llevar esta prenda que aumenta nuestro caché. Pero, menos mal, cada vez hay más libertad de vestir, combinar prendas y complementos y ser imaginativos. Pero también al contrario, es decir, ahora que llevamos mascarilla, un elemento, digamos, no demasiado elegante, tal vez podríamos contrarrestarlo llevando una corbata a juego, es decir, mascarilla y corbata perfectamente combinadas y con estilo, un pack ideal. Pero como en todo, por fortuna, la elección es tuya: apostar por no sumar más prendas a la hora de vestirnos o, por el contrario, lanzarse y dar un giro a nuestra indumentaria con buen humor, clase y elegancia.

Mascarilla y corbata

 

 

 

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
  • Registrarse

Registrar nueva cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Inicia sesión ahora o recupera la contraseña